Un padre, una hija y un tobogán

    Llevo días sin saber qué escribir. Muchos días. De alguna manera, después de los atentados de París, cualquier cosa que pudiera decir o escribir me parecía banal. Recuerdo aquella frase –ya tan tópica e incluso trillada de Theodor W. Adorno– que decía que después de Auschwitz era imposible escribir poesía. Pues lo mismo. Pero sí. Estos días ...

Mochilas y ‘reparejas’

  El viernes celebrábamos un cumpleaños en uno de esos restaurantes que parecen de barrio, pero que cuando pides la cuenta te das cuenta de que no lo era tanto. En la mesa de al lado, tres mujeres divertidísimas se habían tomado tres botellas de vino y empezaron a hablar con nosotros. -Que tenéis...¿treinta? Nosotras ya estamos por la ...