Estamos atravesando un área de turbulencias

  A día de hoy, hay dos frases que me provocan terror. La primera: “Laura, hay una polilla”. La segunda: “Abróchense los cinturones: estamos atravesando un área de turbulencias”. La primera la combato con amigos, padres, madres o novios que se solidarizan conmigo y se encargan de liquidar al animal más feo de toda la creación. ...