Barcelona

Nací aquí y a pesar de que quiero mucho a esta ciudad, es como una madre, tengo una relación de amor odio. Cuando me voy la echo de menos, cuando estoy aquí, me iría a cualquier otra parte. En resumen: es la mejor ciudad del mundo.