Recent Posts by Laura Ferrero

Cinco cosas que se aprenden en una semana

  UNO: Para escribir una novela no sirve leer otras novelas. Lo peor es que a uno le dicen justamente eso: que para escribir una novela tiene que leer –y haber leído– otras muchas novelas. Pues no. Señores: para escribir una novela hace falta tener mucha paciencia y no leer nada que tenga que ver con lo que ...

Cuando seas mayor

  Hubo una niña de nueve años a la que le pidieron en el colegio algo la mar de normal: que se dibujara a sí misma de mayor. ¿Cómo serás cuando tengas veinticinco años? (Abro paréntesis y recalco: mayor, veinticinco años). Era una pregunta fácil. Podría haber escogido entre millones de opciones: pilotar un avión, ser neurocirujana, profesora, abogada. La ...

Las chicas listas

  Hace algunos años, en mi primer intento de sacar adelante esa tesis que nunca acabaría, mi directora me dijo muy seria que no podía seguir manteniendo esa actictud de “chica frívola”. Para contextualizarlo un poco, aquel mismo día había terminado el trabajo de investigación, la primera parte de la tesis, y me había ido muy bien. Estaba ...

Paris, Texas

"Sólo soñaba con una cosa: escapar. Ella se veía a si misma corriendo por la noche desnuda por una carretera atravesando campos y cauces de río, siempre corriendo. Y siempre justo cuando estaba a punto de conseguirlo, él aparecía y siempre la atrapaba. Aparecía justo para atraparla. Y cuando le contó esos sueños, él los creyó. Sabía que ...

El sentido de un final

“How often do we tell our own life story? How often do we adjust, embellish, make sly cuts? And the longer life goes on, the fewer are those around to challenge our account, to remind us that our life is not our life, merely the story we have told about our life. Told to others, ...

Lugares

En mi orden de prioridades, después de los libros van los viajes. Pero como viajar sale más caro, lo hago menos de lo que me gustaría. Me gustan las ciudades y las playas. Las islas. Los acantilados. Dentro de las ciudades no me fijo ni en monumentos ni en museos. A mí me gustan los bares ...

San Sebastián

Es la ciudad más bonita de España y quien diga lo contrario, miente. Es melancólica y elegante, llena de bruma y lluvia en invierno. Pero se le coge cariño y está llena de rincones en los que se podría escribir un poemario entero -melancólico, claro–.   Algunos sitios en Donosti: Un café: Hotel Londres: Si hay algún poeta leyendo estas ...

Nueva York

La hemos visto en todas las películas y sin embargo, cuando llegamos, parece que lo veamos todo por primera vez. Es una ciudad con aristas y no tiene la monumentalidad de esas bellezas clásicas como Roma o París. Es una ciudad difícil, como la mayoría de cosas que merecen la pena. Pero así es ...

Buenos Aires

Si algún día me pierdo, cosa que podría ocurrir, buscadme ahí. Estaré en una tanguearía tomándome un fernet con coca-cola, pidiéndome una picada en algún barecito de San Telmo o gastándome todo lo que me queda en Clásica y moderna, una de mis librerías favoritas.

Barcelona

Nací aquí y a pesar de que quiero mucho a esta ciudad, es como una madre, tengo una relación de amor odio. Cuando me voy la echo de menos, cuando estoy aquí, me iría a cualquier otra parte. En resumen: es la mejor ciudad del mundo.

Londres

La odié nada más pisarla, pero la segunda semana ya estaba completamente enamorada de la ciudad. Hace mal tiempo, lo sé. Pero podéis buscarme en Hampstead Heath, o en dos de mis rincones favoritos, en el Carpenter’s arms tomándome un vino y patatas fritas o en el Yauatcha acabando con mis ahorros.

Recent Comments by Laura Ferrero