January 13, 2021 at 12:32PM

Cosas que echo de menos:

Bailar.

Dar un abrazo. De los de verdad.

Olvidarme de las distancias de seguridad.

Decir: «compro los billetes y voy».

Ir a la sesión golfa.

Que el vocabulario bélico –moral de resistencia, salvoconducto, confinamiento– se quede en los libros de historia.

Seguir bailando. Aunque no sepa.

Soplar las velas del cumpleaños y que nadie recuerde «ahora no se puede soplar».

Organizar una cena y que no importe cuántos vayamos a ser.

Una conversación contigo, aunque no te conozca, en la barra de aquel bar.

Vivir sin miedo a tantas cosas que no se ven.

Pelearme con el señor de al lado por culpa del reposabrazos.

Que nadie hable del aforo reducido.

Que te den un abrazo. De los de verdad.

(Y un beso también).

Que cierren el bar, pero no por toque de queda si no porque está amaneciendo y el dueño tiene ganas de irse a la cama (pero tú no).

Que puedas estornudar en el supermercado con libertad, sin sentir que cometes un delito.

No tener que imaginarme cómo sería el resto de tu cara.

Un concierto lleno de gente.

Planear qué haremos el mes siguiente. O el fin de semana que viene. O mañana.

La sensación de que aún queda mucha noche. De que nos queda todo.

***Humphrey Bogart decía que el mundo tiene más o menos tres copas de vino de retraso. Actualmente la cifra ha aumentado, claro. Diría que le faltan al menos cinco. O veinticinco.

Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *