November 24, 2020 at 07:14PM

El principio del equivalente funcional no siempre funciona. Ayer, frente a una copa de vino, le dije a una amiga que sí, pero no han pasado ni veinticuatro horas y ya me he convencido de lo contrario.
Planteemos la siguiente hipótesis: pierdes a alguien irremplazable –ahora me diréis que todo el mundo es reemplazable y no–. Seguimos: pierdes a una persona que para ti no tiene sustituto y entonces aparecen de la nada todos aquellos que tratan de demostrarte que existe eso que se llama el equivalente funcional. Es decir: ¿que echas de menos esas charlas sobre literatura rusa que solo tenías con esa persona? Pues seguro que hay clubs literarios donde puedes hablar de ‘El capote’ de Gogol hasta el hartazgo. ¿Que vuestras pelis favoritas eran las mismas y os sabíais los diálogos de memoria y…? Pues es momento de ver otro tipo de películas, o de no ver películas en absoluto. ¿Que nadie como esa persona entendía tus neuras? Pues hay unos terapeutas la mar de majos. ¿Que hacíais deporte juntos y que encontrabais la manera de divertiros incluso pasándolo mal? Pues habrá que probar el spinning en el gimnasio y que suene Maluma mientras sudas bajo luces de neón.
Cuánto daño ha hecho ese concepto, el de «funcional». Y yo me he visto muchas veces enarbolando ese tipo de discursos sin saber que lo que estaba diciendo era que si bien todo no podrás tenerlo, tal vez encuentres consuelo en las pequeñas partes que sí te hacían feliz. Bueno, pues no. O no siempre.

Dicen que solo el amor de los padres es necesario y que los demás son contingentes. Yo a veces incluso estoy de acuerdo. Pero hoy no es el día. Será que voy en un tren. Será que a veces una piensa que hay cosas –pocas, pero las hay– que solo ocurren una vez y que hay que hacer lo posible por atraparlas. Porque si no, terminamos quedándonos con eso que llamamos sucedáneos. O simulacros.

*
En la foto, el toldo de un quiosco frente a la estación de Atocha al que siempre le saco una foto. Pienso que un día lo arreglarán, pero entonces perderá su gracia.

Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *