September 24, 2020 at 09:39AM

Volvimos ayer al último restaurante al que fuimos antes de que lo cerraran todo. Diez de marzo y nosotras que no nos lo creíamos «qué va, esto es una tontería. En dos semanas se pasa», creo que dije. Ahí sentadas, seis meses después, con los dim sums y el arroz de flor de cereza, lo vi todo como en un sueño, como cuando en las películas el personaje está a punto de morir y por su cabeza se suceden flashes, imágenes que son el resumen de su vida.

*
Mi madre tiene una teoría. Cuando todo esto empezó, cuando las fatalidades se fueron sucediendo una tras otra, dijo que ella ya había tenido la premonición de que todo iba a salir mal. Fue el 31 de diciembre, por Nochevieja, cuando no pudo terminarse las uvas. Se atragantó a partir de la sexta. Cuando escuchamos la teoría, mi hermano y yo nos reímos. Sin embargo, aún ahora, cada vez que escucho las noticias o entro en twitter, pienso: «mamá, las uvas»

*
En un curso en el que estoy, una mujer muy sabia contaba que la vida es como el camino de Santiago. Hay distintas etapas y en cada una de ellas te acompaña gente distinta. En ocasiones, vais al mismo ritmo y el grupo se mantiene. En otras, unos van más rápido y el grupo se diluye. Pierdes de vista a algunos, te los vuelves a encontrar más adelante o quizás no. Contaba que a ella le había costado casi toda una vida entender eso: los acompañantes de la etapa, esa gente con la que disfrutaste tanto, quizás ya no estén en la próxima. Pero está bien que así sea. Cuesta mucho aprender a hacerlo, pero soltar es también ser capaz de dar paso a lo nuevo.

*
Supongo que pensaba en eso ayer, subiendo a casa seis meses después, con esa especie de melancolía que supone echar la vista atrás. A mí, lo que me salva siempre son los compañeros de etapa. Y por otro lado, solo puedo deciros que este 31 de diciembre voy a asegurarme de que mi madre se termina las uvas una a una.

Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *