July 31, 2020 at 01:46PM

Último día de julio. El sopor de agosto llega mañana y ayer me detuve un rato frente a esta encina preciosa. Pensaba en aquello que me contaron una vez, que no es tan fácil saber si un árbol está vivo o muerto. La mayoría de árboles se muere de fuera hacia adentro y así, puede estar erguido y tener hojas y que no haya vida dentro de él. Por eso, para saber si un árbol está vivo, no hay que fijarse únicamente en los aspectos más evidentes.
*

Los veranos vuelvo siempre a James Salter, en concreto a ‘Años luz’: «La vida es el tiempo que hace. Son las comidas. Los almuerzos en un mantel azul a cuadros sobre el cual hay sal vertida. El olor de tabaco. Queso Brie, manzanas amarillas, cuchillos con mangos de madera». La vida, pienso ahora, es desear el calor pero resguardarse también del exceso de calor, del sol cegador.

*
La dendrocronología, del griego δένδρον, es la ciencia que se ocupa de la datación de los anillos de crecimiento de los árboles. No existen dendrocronólogos que estudien los años que acumula el ser humano, de manera que a pesar de que tengamos una fecha de nacimiento e incluso un cumpleaños –y las velas y las tartas–, yo estoy convencida de que a veces nos ocurre como a los árboles. Que parece que estemos vivos y tenemos hojas, planes, y comemos queso brie e incluso lo cortamos con cuchillos con mangos de madera. Pero la vida es otra cosa. Y Salter también dice que «a veces se experimenta esa sensación de que la vida verdadera se vive en algún sitio pero no donde estás tú». Pero para eso tampoco hay dendrocronólogo que valga. Esas cosas solo las saben estas poderosas encinas sin edad que protegen al caminante del abrasador sol de casi agosto.

#agosto #menorca #isla #jamessalter #arboles #edad #tiempo #verano #ifyouleave #nostalgia #encina #sol #literatura #isla

Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *