April 03, 2020 at 10:07AM

A vivir poco. A no llegar a tiempo. A no tener suficiente experiencia. A estar demasiado cualificado. A llegar demasiado pronto. A que te dejen. A que la pasta no esté al dente. A que nadie te espere en el aeropuerto. A fracasar. A no decir lo que toca cuando toca. A enfadarte. A perder el trabajo. A no volverte a ver. Al teléfono que suena en mitad de la noche (y es una promoción de una mutua de seguros). A morir. A no dar las gracias. A olvidarte del cumpleaños de un amigo. A la oscuridad. A no estar a la altura de tus propias expectativas (y de las de los demás). A sufrir injustamente. A sufrir justamente (si es que el dolor sirve para algo). A no hacerte valer. A las tormentas en la noche. A no amar lo suficiente. A ser torpe. A no aprovechar. A las arañas peludas en el techo del baño. A no ser consecuente. A decir lo que piensas. A no decir lo que piensas. A Freddie Krueger en ‘Pesadilla en Elm Street’. A no tener dinero. A olvidarte de los seres queridos. A las turbulencias. A que nunca nunca nunca sea suficiente.

Leí el otro día que solo existen dos miedos originarios: el miedo a caer y el miedo a los sonidos fuertes. Así que todos los demás son aprendidos. E intuyo que todo lo aprendido puede ser convenientemente desaprendido.

#miedo #barcelona #ifyouleave #somewheremagazine #literatura #cine #freddykrueger #tormentas #lauraferrero #vivir #life

Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *