October 17, 2019 at 08:53AM

Cosas que ocurren en una semana.

Se hablaba el otro día de autocrítica, esa virtud tan en desuso y ya en vías de extinción, a raíz del destacado de un periódico que decía: «un vecino de Dodro, a punto de morir tras morderle una víbora: “Foi fallo meu ir a pasear en chanclas”».
Ojalá más de nosotros viviéramos diciendo algo parecido. Yo, por ejemplo, cuando me corto, siempre digo que es culpa del cuchillo.

Perdí el collar, el collar con la piedra verde, y llevo dos días poniéndome la mano sobre la clavícula, como si fuera a encontrar el tacto frío del metal. Desaparecen los objetos y dejan un hueco, pero nosotros, torpes, a tientas, tardamos tiempo en acostumbrarnos a que nos faltan collares y otras tantas cosas que no lo son, pero es cierto que todo lo que se va ocupa un lugar.

En un bar, uno de nuestros favoritos, que está en aquella plaza cerca de Trafalgar, nos juntamos los tres. En la mesa de al lado, una pareja se daba el lote sin parar. Después, se fue la pareja y llegaron dos amigas que hablaban, creo de alguna relación o intento de relación. Escuché, entre los consejos, uno: «escógete a ti». Eso mismo.

El otro día un tipo que nos adelantó en coche empezó a hacernos gestos a través de la ventanilla de forma muy violenta. Creo que no habíamos hecho nada o, al menos, nada que mereciera esa agresividad. En un ataque de lucidez, le dije al copiloto: «él tiene el poder de gritarnos. Nosotros el de no mirarle». Y la foto. Bueno, qué os voy a contar de la foto. Ya lo he dicho: cosas que ocurren en una semana.

#parking #emergencia #salidadeemergencia #literatura #escribir #barcelona #bares #autocritica #ciudad
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *