October 03, 2019 at 03:40PM

Fuimos de Reno al Lake Tahoe y, cuando llegué a aquel hotel destartalado frente al lago, abrí la maleta y me di cuenta de que me había dejado un plumón azul marino –que era importante– en el armario del hotel de Reno.
Recuerdo que le di vueltas a la posibilidad de dar marcha atrás. Pero si volvía se me hubiera hecho tarde y hubiera tenido que conducir de noche y no conocía la carretera.
Aunque, en realidad, podría haberlo hecho. Volver a por ella, a por la chaqueta –que era importante porque la chaqueta era lo que me quedaba– pero me vinieron a la cabeza tantas frases hechas, tantos eslóganes facilones que te advierten de que lo importante es avanzar siempre –move on, get over it–, que dicen en inglés, que al final me quedé en el lago y salí a comprarme otra chaqueta. Además, resultó ser mucho más bonita que aquella azul que procedía de otra época.
Ayer, entre risas, le contaba la anécdota a una mujer que me dijo: «Sabes que tendrías que haber vuelto a por la chaqueta, ¿no?». Se quedó en silencio, cambiamos de tema y la conversación se fue por otros derroteros y terminamos hablando de la última de Tarantino.

Tiempo atrás movilicé a un aeropuerto entero, el de Doha, para que encontraran una almohada de viaje negra que me había dejado en el control. Me mandé más de diez emails con un tipo que, aún lo recuerdo, se llamaba Joseph. Lo cierto es que nunca recuperé la almohada, pero lo intenté.

De vuelta a casa, dentro del vagón de metro, pensé en mi chaqueta extraviada. La mujer de ayer tenía razón: podría haber vuelto a Reno.
En realidad, siendo honestos, lo de que se hiciera tarde y oscuro era lo de menos. Supongo que uno no regresa a los lugares de donde viene porque ha escuchado alguna vez aquello de que no hay que volver atrás ni para coger impulso.
Quizás sea al revés y el impulso –lo del move on, get over it– solo puede llegar desde atrás.
#reno #laketahoe #viajar #tarantino #literatura #ifyouleave #moveon #instagramstories #pasado #whatif #hotel
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *