September 20, 2019 at 11:48AM

El profesor exclamó eufórico: «¡Llegados a este punto ya no es posible abandonar!, ¡no tenéis más opción que seguir!». Justo por eso, porque no había más elección, me bajé de la bici. Sofocada, recogí el agua y la toalla y, dignamente, abandoné aquella clase y, antes de cerrar la puerta, le dirigí una mirada desafiante al monitor de cycling.
Las peores cosas en la vida proceden de esa imposición absurda de alargar las cosas hasta un punto que excede lo deseable. Hay que saber bajarse de la bici, de las relaciones y de los malos libros antes de que se cronifiquen. Cada vez que os digan algo parecido a «ahora ya, para lo que queda, tienes que terminarlo», bajaos de la bicicleta. Es liberador.
*
Varias parejas amigas, después de preguntarles qué tal había sido la experiencia de tener hijos, nos habían respondido con lo mismo: «Compensa». Aquello me recordó a lo que contaba Sergi Pámies, que llega un momento que uno empieza a ir al médico para «descartar». *
Hay sitios bonitos y después está este lugar de la fotografía. Leí un verso de Xurxo Chapela que decía: «Quieres ser inmortal, pero luego no sabes qué hacer con los domingos por la tarde». Ojalá todos los domingos por la tarde frente a este mar de Formentor.

#formentor #mallorca #literatura #cycling #islas #xurxochapela #domingos #hijos #ifyouleave
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *