September 09, 2019 at 09:52AM

Fuimos de excursión. A una cierta edad, te empieza a interesar esa vida que ocurre durante los sábados por la mañana, esas horas que antes estaban simplemente inventadas para que pudieras pasar la resaca.
Fuimos de excursión y la ruta que tomamos, o bien no estaba actualizada, o bien el tipo que la había subido a la aplicación había olvidado comentar el pequeño detalle de las zarzas, de los rosales, del desnivel. Nos pasamos un buen rato yendo campo a través. Pantaloncito corto, bolsa de playa y una mini botella de agua porque «total, ya habrá algún bar en el camino, ¿no». Ya de vuelta, magulladas, sin agua, las piernas marcadas, quemadas en la espalda, yo con un tirón en la pierna izquierda que me hace andar como robocop, nos sentamos en una playa rocosa a tomarnos el bocadillo. Parecía que volviéramos de la guerra. Una amiga, cuando pasan cosas así siempre suele decir «¿Qué aprendes?», y lo hace con voz de gurú espiritual y eso hace que nos riamos todas. Yo, por ejemplo, aprendí que, al fin y al cabo, tener resaca no estaba tan mal. Aprendí, también, que el camino, el que hubiéramos tenido que coger estaba un par de metros más allá. Muy cerca y que si nos hubiéramos detenido unos segundos lo hubiéramos visto. ¿Que qué aprendo? Que lo difícil está sobrevalorado.
Ayer fuimos a comer al Cap de Creus y, de la que volvíamos a Barcelona, pusimos la música que ahora negamos haber escuchado. Laura Pausini, Alejandro Sanz, Eros Ramazzoti. Sergio Dalma –Sergio Trauma, que dice mi amiga P.–, Shakira cuando era Shakira. Y sonaban perlas del calibre: «Cosa más linda que tú, única como eres, inmensa cuando quieres». O el bueno de Alejandro Sanz que te dice que si te enamoras de otro «dile que te cuide mucho, me prometes que lo harás». En fin, todos los tópicos para que luego te pueda ir un poquito mal en la vida. Años después, gracias a dios, llegó el pop británico y empezamos a cantar lo mismo pero en inglés y, al menos, el impacto de aquella educación sentimental almibarada se minimizó: no nos enterábamos tanto.
Ya llegando a Barcelona suspiramos aliviadas. Sonó, en la radio, «Estar soltera está de moda» y me dije que hay esperanza.

#musica #erosramazzotti #capdecreus
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *