August 02, 2019 at 03:53PM

Siendo niños, a mi hermano y a mí nos ponía muy nerviositos cuando mi madre, al terminar de comer, exclamaba: «Pues ya hemos comido», una frase que tenía sus variantes, claro: «Pues ya hemos cenado, ya hemos llegado, ya hemos ido de excusión…». Nosotros, con los ojos en blanco, la mirada de fastidio. Sin embargo, mi madre nunca se dio por aludida.
Resulta que ayer, yo, sin ir más lejos, exclamé: «Pues ya estamos en agosto». Y me puse a mí misma la cara de fastidio porque los genes son los genes. Habíamos salido del cine de ver una película que a todo el mundo le había gustado menos a nosotras. Una película sobre cómo tener un hijo sin que la vida se te resquebraje, sin que pierdas a tu pareja, o a ti, o a los dos.
Después, de camino a casa, al buscar una fotografía, di con una captura de pantalla de Twitter de algunos meses atrás. En ella, una chica listaba sus tres peores momentos en lo que iba de año. El primero, sin lugar a dudas, haberse encontrado a su ex-novio con su pareja actual en un vuelo transoceánico. Un Barcelona- Seúl, trece horas que pasaron los tres bien juntitos en los asientos centrales. Yo quiero pensar, para empeorarlo todo, que la nueva novia debía de estar el centro.
Os dejo el dato para que lo penséis, que estas cosas ocurren.
Por último, llegando a casa, en la marquesina del autobús, evité mirar el maldito anuncio de la película ‘Midsommar’ que hace que tenga pesadillas solo con saber que está allí, pero sonaba en mis auriculares Sidonie aquello de «Nunca podría vivir en el campo/Yo quiero neurosis y supermercados » y no me quedó otra que sonreír. Introduje la llave del portal, con miedo, porque siempre andan mis amigas, las cucarachas, acechando por ahí.

Pero a lo que iba: pues ya estamos en agosto. Otra vez. Y a los que empezáis vacaciones, feliz verano, pero ojito con los asientos que escogéis en el avión. No digáis luego que no os lo he advertido.

#cine #barcelona #agosto #verano #familia #sidonie #midsommar #cucarachas #gràcia
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *