July 28, 2019 at 11:27AM

Algunos años atrás, era también verano y, en un pueblito costero de Colombia, intenté hacer submarinismo. Me sumergí, logré bajar hasta la profundidad adecuada, toqué el suelo y, entonces, miré a mi alrededor. Casi me ahogo del susto.
Le dije al instructor que ya estaba tardando en sacarme de ahí porque me dolía el oído izquierdo. Fuera, ya en la superficie, el barquero, al verme y escuchar toda la historia absurda del oído, se quedó callado. Al rato me dijo «A usted lo que le ocurre es que tiene miedo». Sonó, en aquel momento, en la pequeña radio portátil que llevaba, una canción de Sabina, ‘Tiramisú de limón’. «Que sepas que el final no empieza hoy», decía.
*
Me reí mucho ayer en esta mesa frente al mar de todos los veranos. Está al lado del pueblo donde nació Josep Pla. Cuentan los biógrafos de Pla que, al llegar a Nueva York a mediados de los cincuenta, se quedó observando atentamente los innumerables rascacielos iluminados y preguntó: «¿Y todo esto quién lo paga?».
*
Una ilustradora que me encanta me regaló un paisaje precioso y en él, el sol es rojo y las montañas azules. Y entre las dos montañas, serpentea una carretera hacia el horizonte. No tiene título, pero debajo de la ilustración, ella había escrito: «Sigue en esa misma dirección. Antes de que se termine la carretera, verás otra carretera», dijo Raymond Carver justo antes de quedarse sin gasolina.
*
Ayer, frente a este paisaje lluvioso, pensaba, como Pla, en esto: «¿Y todo esto –la felicidad, las gotas de lluvia en el cristal, las historias que siempre son las mismas, los chistes que siempre son los mismos, la promesa de los días de sol– quién lo paga?». #joseppla #calelladepalafrugell #costabrava #literatura #mar #joaquinsabina #musica #playa #verano
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *