July 06, 2019 at 11:32AM

Algo así, como decía Luis Landero: que la infancia es felicidad, la adolescencia amor y el resto, literatura. Y que mirar, atrás, y esto lo añado yo, cuenta lo mismo que mirar hacia delante: nada (porque solo tenemos este trocito de arcilla que llamamos día a día, presente, ahora). Y además, otra cosa, aquello que leí en una entrevista a Isabel Allende. La escritora hablaba de un fenómeno llamado ‘Síndrome del árbol de Navidad’, y consiste en que vamos colgando chirimbolos al abeto –entiéndase abeto como cualquier realidad que nuestras expectativas puedan deformar, o sea, el mundo entero– hasta que se le van cayendo los chirimbolos. Del peso, de la acumulación, de la irrealidad, y entonces, el abeto se seca.

Desde que lo leí, siempre que empiezo con las proyecciones y las expectativas, me imagino al pobre abeto y me digo: “Laura, para, que se van a empezar a caer pronto y no será culpa del abeto sino de los chirimbolos mentales que le estás colgando tú”. Que además, no existen.
Porque solo tenemos este trocito de arcilla que llamamos día a día, presente, ahora. O abeto.

#luislandero #literatura #expectativas #ifyouleave #instagramstory #isabelallende #abetos #expectations
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *