June 07, 2019 at 08:48AM

“Mi padre creía que Groenlandia no era una isla” fue, durante mucho tiempo, la primera frase de ‘Qué vas a hacer con el resto de tu vida’. De alguna manera, de esa frase que contenía un padre y una isla helada y sola, fue surgiendo la historia.

Nunca he viajado a Groenlandia, pero
el otro día sobrevolé esa isla de mi imaginación. Le puse cara, como si fuera alguien a quien hasta el momento hubiera conocido solo virtualmente. Porque, para mí, Groenlandia fue una especie de holograma, un espejismo desde donde tirar del hilo de la escritura.

La vi por la minúscula ventana de un avión y, a pesar de las bandejas de chicken or pasta, del continuo anuncio de fasten-your-seatbelt y del bebé que no dejaba de llorar, fui feliz. Era exactamente como me la imaginaba. Un gigante blanco y solitario.

Hace poco un amigo me habló de una fábula de Bucay. En ella, un viajero llega a un pueblo y, antes de enfilar sus calles, se detiene brevemente en el cementerio. Con extrañeza, se fija en las lápidas: en ellas lee el tiempo de vida exacto de cada uno de los difuntos: 8 años, 5 meses y 2 días; 5 años, 9 meses y 1 día. El viajero cuenta que el más ha vivido son 11 años. Se echa a llorar al darse cuenta de que se encuentra entre lápidas de niños, pero pronto viene el guarda del cementerio y lo saca de su error. Aquél no es un cementero infantil, no. A los habitantes del pueblo, al cumplir los 15 años, se les regala un cuaderno donde van apuntando todo aquello que los ha hecho felices y el tiempo que ha durado. Así, el cómputo de la lápida es una suma de todos esos momentos, la única manera de contar lo vivido.

Los números me hicieron pensar: cinco años de felicidad en una vida de noventa. Pensé, con ironía, que a los personajes de mi novela no les hubiera venido nada mal leer la fábula.

Por mi parte, anoté “ver Groenlandia desde la ventana de un avión” en mi propia lista de la felicidad. Para que vaya sumando.

#groenlandia #quevasahacerconelrestodetuvida #ifyouleave #islas #literatura #jordebucay
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *