May 24, 2019 at 11:49AM

Llueve aquí, fuera de la oficina aglomerada de Correos, mientras espero que la señora que va delante de mí acabe –por favor, señora se lo pido– de sacar un sobre tras otro de su abultado bolso.

A menudo, cuando estoy rodeada de mucha gente, se me viene a la cabeza esto que leí en algún lugar: “Everyone here was once in love”.
Todos, habrá los que más y los que menos, estuvimos alguna vez enamorados.

Años atrás, cuando empecé a tener que hablar en público, antes de hacerlo me tomaba una tila. O dos. O un Sumial incluso. Sentirme tan observada, tan “en directo”, sin posibilidad de darle al Stop y volver a grabar, me ponía nerviosa. Entonces, a los que les conté esto de mis nervios, me aconsejaban: “Imagínate que toda esa gente está desnuda, ya verás como se te pasará”. Sin embargo, a mí, imaginarme a cien personas desnudas mirándome fijamente me producía auténticas taquicardias. Supongo que, de haber estado Michael Fassbender entre ellos, la cosa hubiera cambiado, pero no solía ser el caso.

En ocasiones, aún me ocurre esto de lo nervios. No hace falta que sea delante de cien personas, con una que me imponga, basta. Entonces pienso: esta persona estuvo una vez enamorada, y se me pasa. No hay nada que nos haga más vulnerables que eso, ni siquiera estar desnudos. Probadlo si alguna vez os ocurre.

Y por favor, señora de Correos que va delante de mí: yo no sé si usted estuvo enamorada o no, pero haga el favor de terminar ya.

#lluvia #barcelona #amor #literatura #michaelfassbender #enamorarse #love
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *