May 20, 2019 at 05:30PM

Todos hemos asistido a un sinfín de conferencias y discursos en los que grandes mujeres y hombres cuentan cómo han llegado hasta donde están. El resumen es, independientemente del campo, el mismo: “lo pasé mal y mira qué mal estuve, incluso esto y lo otro, pero ya ves lo bien que estoy ahora”. Y entonces: aplausos, muchos aplausos.
Esa historia está bien, incluso muy bien si eres el que la protagoniza, pero a mí, lo que verdaderamente me interesa es esa otra historia, la que no se cuenta, la de todos aquellos que se quedaron por el camino y no llegaron a los aplausos.
La historia de los que no tuvieron éxito.
Es decir, los que lucharon durante años por mantener a flote aquél que creían que era el mejor restaurante, la que quería ser astrofísica, el que soñó con graduarse en Yale, el que amó a fondo perdido a la persona equivocada.
Pensaba en esto mientras iba al mercado a comprar aguacates. Y de casa a la tienda me ha dado para decidir que un día no muy lejano me convertiré en guionista, productora, distribuidora, todo en uno, y venderé una serie –por una auténtica millonada– a Netflix, HBO o cualquier plataforma que esté de moda. La serie no tratará sobre los beneficios del yoga y la comida vegana, ni siquiera habré sido yo la encargada de idear una temporada alternativa para los que se quejan del final de Juego de Tronos, no. Será una serie sobre el fracaso. Sobre cómo fracasar y poder contarlo y que te aplaudan también al final.
Buscaré a la astrofísica, reconvertida en horticultora, los del mejor restaurante, que al final montaron una escuela de escalada, el de Yale, que compró un supermercado macrobiótico abierto las 24 horas.
Porque al del amor a fondo perdido, ay, ese sí que necesita un aplauso.
Nos dan lecciones sobre tantísimas cosas que no sirven para nada y, sin embargo, pocos hablan de la importancia de encontrar un lugar para la decepción, para el fracaso. La importancia de poder aplaudir también a los que no lo lograron, o lograron otra cosa bien distinta. Esos también, que somos todos, necesitamos un aplauso.
Os contaré cuando tenga la serie.
De momento, en el mercado no quedaban aguacates. Sigo en su búsqueda.
#fracaso #netflix #series #hbo
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *