March 10, 2019 at 04:13PM

No sé, nunca supe, hacer una regla de tres ni resolver la complejidad que se intuye tras algunos problemas matemáticos: “Si un tren parte de y mientras otro tren…”. No sé, nunca supe, si se encontrarían los trenes y qué harían en el hipotético caso, ya no de encuentro, sino de colisión –porque de esos temas no se ocupan los problemas matemáticos.

No sé hacer tablas de Excel ni cuál es el truco para que la mayonesa no se corte.

No sé tampoco cómo se pronuncia Coetzee, Beigbeder, y olvido siempre lo que hay que decir en los funerales.

No he aprendido a cortar la cebolla con la rapidez de los programas de televisión ni sé hacer punto de cruz o buceo a pulmón o canelones de marisco o a contar hasta diez antes de hablar.

No sé, nunca supe, hacer tantas cosas.

En la dedicatoria de ‘Vida de este chico’, Tobias Wolff escribió: “Mi primer padrastro solía decir que con lo que no sé se podría llenar un libro. Aquí está.” Con lo que yo no sé podría llenar una enciclopledia, pero por el momento ahí va esta lista de tarde de domingo mirando la ciudad desde los tejados.

En los tejados, ropa tendida, mangueras ahora en desuso, mesitas de madera a las que habría que volver a barnizar. También, los tímidos pero valientes que salen ahora, en marzo, a buscar los primeros rayos de sol.

En las terrazas está la ciudad, la vida, la sensación de que todo reverdece, de que todo es posible aunque de eso, de todo que puede ser y aún no es, tampoco se ocupen los problemas matemáticos.

#domingo #tarde #barcelona #tobiaswolff #literatura #novela #lista #matematicas #problemas #ifyouleave
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *