March 08, 2019 at 01:13PM

Nosotros nunca tuvimos piscina, así que cuando llegaba el verano, íbamos al Hipercor a comprar una de plástico y la poníamos en el patio. Mis abuelos, mi hermano y yo la montábamos ilusionados. Observábamos hipnotizados cómo el agua la empezaba a llenar a través de la manguera. La primera vez que la estrenábamos era el mejor día del verano. El agua estaba muy fría y muy clara, y tratábamos de no armar demasiado jaleo para no echar fuera demasiado agua, que luego se tenía que reponer.

El verano transcurría de baño en baño, invitando a los vecinos, a los amigos. Éramos los únicos niños de la calle que tenían piscina.

Sin embargo, siempre llegaba el momento temido. El momento en que, al levantarnos, salíamos a ver la piscina y nos dábamos cuenta del escape de agua que cubría parte del patio. No lo habíamos visto venir pero ahí estaba, un minúsculo agujero por el que se escurría el agua. Era entonces cuando la vaciábamos y mi abuelo, que siempre fue artista para todo, lo encontraba. Solía ser muy pequeño, casi invisible y sin embargo, si no lo remendábamos, la piscina ya no servía para nada.

Parecía imposible que el agua, toda aquella cantidad de agua, se pudiera escurrir por aquel diminuto orificio.

Y sin embargo.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y pienso en esas piscinas de mi infancia de las que aprendí una lección importante: no importa lo pequeño que sea el agujero porque terminará haciéndose grande o, peor, nunca daremos con él y entonces no tendremos manera de arreglarlo, apedazarlo.

Como mujer me ha ocurrido a menudo, vas dejando pasar cosas porque son pequeñeces, porque no quieres parecer neurótica, exagerada, porque y si, y entonces cuándo, y entonces qué hago. Y lo cierto es que todo suma, lo pequeño se convierte a veces en algo grande. Así que hoy pienso en eso: en cómo seguir andando siendo consciente de que la propia integridad pasa por poner límites, por cuidarse de los golpes y los agujeros, por detectarlos a tiempo, si es que existe tiempo, pero sobre todo, recordar que todo cambio pasa por ser conscientes de que es un tema que nos atañe absolutamente a cada uno de nosotros.

#diainternacionaldelamujer #mujeres #feminismo #literatura
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *