November 14, 2018 at 12:16PM

Dice Manuel Vilas en su libro ‘Ordesa’: “Que te espere alguien en algún sitio es el único sentido de la vida y el único éxito.”
Ayer hablabámos de esto, del valor de esperar y de que alguien te espere. Pero también del peligro de llegar tarde. El refrán dice que más vale tarde que nunca pero yo no estoy de acuerdo.
Me explico: hay dos tipos de “tarde”, el primero es ese que se convierte en el momento adecuado (cuando leemos un libro mucho después de haber pensado en hacerlo, cuando coincidimos, por fin, con esa persona tantos años después). Pero este “tarde” es, en realidad, como decía, un sinónimo de “en el momento preciso”.
En su segunda acepción, la definitiva, tarde significa demasiado tarde (y no nada peor que eso). Más vale nunca que tarde, en ese aspecto. Porque ocurre a veces que somos testigos del tren que abandona raudo el andén o nos cruzamos a esa chica pero ay, fíjate que hijo tan bonito tiene. En este segundo aspecto, tarde es sinónimo de “a destiempo”.
El tiempo se mide en segundos y nunca en primeros. Esto es, llegamos tarde. Saber vivir es, supongo, encontrar el equilibro, no dejar que se nos haga peligrosamente tarde, saber apurar los últimos rayos de sol sin olvidar que pronto se hará oscuro.
#manuelvilas #ordesa #literatura #esperar #esperanza #alfaguara #novela #historia #berandu
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *