October 15, 2018 at 04:01PM

Escribo porque me gusta imaginar quién es el que chuta y no marca, de qué trabaja la madre que se asoma a la ventana y llama a la niña para que suba o la cena se enfriará.
Escribo porque estoy lejos y las cortinas están rotas y nadie quiere arreglarlas. Porque el chico pasa con la moto y hace una cabriola delante de la chica que le gusta, y porque la madre que llama a la niña tuvo un amor, y aún guarda la foto de aquella vez que fueron al rompeolas.
Escribo porque el padre llega tarde y a veces no llega. Porque no siempre hay luz y cuando hay, ésta parpadea de manera intermitente, como si fuera un código que solo pocos comprenden.
Escribo porque una historia es como una ventana cuyos cristales son opacos o están custodiados por gruesos cortinajes aunque se rompan y nadie los arregle.
Escribo porque desde fuera siempre hay sombras y escribir es, en ocasiones, la única manera válida de entrar dentro.
Hoy es el día de las escritoras y llevo rato pensando en esta imagen que es para mí la estampa de la vida misma en una noche cualquiera y en un barrio cualquiera.
Dicen que es tan importante escribir cómo saber qué es lo que nos lleva a escribir. Creo que en esta fotografía, llena de sombras, luces y voces que hablan en un idioma que no entiendo, se condensa la magia de la escritura. Hay ventanas, hay vida, hay gente cuyos nombres ignoramos.
Parece todo tan lejano, ¿verdad? Y sin embargo, si pasamos el tiempo necesario terminaremos entendiendo que los protagonistas –la niña, la madre, el chico de la moto, el niño que chuta– somos nosotros en otros lugares.
La magia de la literatura es ésta: que logra acercar lo que está lejos.#literatura #escribir #diadelasescritoras #díadelasescritoras #beirut #libano #lauraferrero #vida #ifyouleave #historias #novela
Ver en Instagram

Aun no hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *